Aún quedan los nuestros.

Por la liberación de los presos políticos del PCE(r).

Seis son los militantes del PCE(r) que siguen a día de hoy en las prisiones españolas. Algunos sin haber olido jamás el fuego de un fusil, todos por haber actuado acorde a unos principios legítimos de resistencia.

Afirmamos, como afirmara y enseñara el PCE (r), que la ilegalidad democrática es hija de la ilegalidad franquista en éste país*. Muchos de los camaradas encerrados, sino todos, han sido juzgados en base a uno y mil hechos de los que no son si quiera culpables. De pertenecer a organizaciones que, si bien eran cercanas a la propia y recibían u otorgaban ciertos consejos a ésta, nada tenían que ver orgánicamente; en la mayoría de los casos, por quimeras tales como la pertenencia a un Supra Partido. A ejemplo: PCE(r)-GRAPO-SRI-etc., etc. “¡Todo es GRAPO!”

Es descarada la intención del Estado Carcelario Español: Rendición o muerte. Rendirse no se van a rendir -como si no los conocieran-, y no podemos permitir que mueran, que sean asesinados; porque es un asesinato cuando se muere por cuatro paredes y no por los años y el aire en el pecho. Deben ser liberados… Lo repetiremos cuantas veces sean necesarias.

No por sus diferentes situaciones de salud, tortura, dispersión y aislamiento unicamente -el último incidente, en febrero de 2019, ha ocurrido en la cárcel Herrera de la Mancha. Donde el militante Manuel Arango no está en libertad, en tercer grado por enfermedad grave, debido a los tres meses que la prisión lleva negando la entrega de distintos informes médicos**-, si no por sobtetodo su condición ideológica, revolucionaria, de presos obreros y comunistas. Repetimos: Deben ser liberados.

Listados de presos a liberar: Manuel Pérez Martínez, Lucio García Blanco, Francisco Cela Seoane, Juan García Martín, Manuel Arango Riego y Santiago Rodríguez Muñoz.

Comité Superior de ORS (Línea Roja)


Nota al fiscal, al juez, al abogado de la acusación, a los medios de comunicación estatales y privados, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado Carcelario Español y a los comunistas por decreto: Somos conscientes de todo aquello que puede generar nuestras palabras. No diremos que no tenemos miedo ¡Nacimos con miedo! Por ello, y solo por ello, hablamos, escribimos y morimos. Entendiendo que es algo necesario cuando hablar es delito, escribir es crimen y morirse cuesta dinero.

Nos ha dejado de sorprender, aunque no de horrorizar, las constantes detenciones, multas y disgustos que está acarreando el hecho de pedir la libertad de un preso. Si extrapolamos, las madres de muchos de “los otros” presos, de los que llamáis comunes; pero que son en verdad presos de la misma pobreza. Han suplicado a la libertad tantas veces como días tiene el hambre ¿Porqué no se procede a la detención de todas estas mujeres? ¡Sería un gran crimen! ¡Una gran injusticia! ¿Porqué se procede, entonces, a la detención y castigo de cientos de compañeros y compañeras? La palabra de nuestros labios y los suyos es la misma, así cómo el deseo: Libertad. Deternos es por ende un acto enormemente injusto, un acto con fines ideológicos, un acto que atenta contra la propia democracia burguesa -y no seremos nosotros quienes la denfendamos, si no quienes resalten sus contradicciones y la combatan-. Exigir, pedir o gritar cuando además se exige, pide y grita con la palabra, las manos desnudas y los piés cansados no podría equivaler a la represión sino en un Estado donde ésta, tan repetitiva, es una norma y no una situación de cobardía casual por parte de los señores y señoritos.

¡Libertad a los presos políticos del PCE(r)! ¡Libertad a cada comunista que haya luchado como haya luchado! ¡Libertad a todos los prisioneros antifascistas y de guerra que resisten en las cárceles de España! ¡Libertad presos políticos!


*“(…) Lo que nosotros sostenemos es que es un error pensar que la legalidad democrática es heredera de la legalidad franquista. Lo que nuestro Partido afirma es algo completamente distinto de eso: lo que nosotros decimos exactamente es que la ilegalidad democrática es heredera de la ilegalidad franquista.

(…) Como es bien sabido, nosotros no reconocemos ni legalidad ni legitimidad al régimen franquista y como el régimen democrático es heredero de aquel, tampoco se lo reconocemos a éste. Pues bien: la Audiencia Nacional también se creó que manera ilegal porque ningún Estado medianamente civilizado permite crear tribunales por decreto-ley. Ni siquiera la ley franquista permitía eso; la ley democrática tampoco lo permite. Y sin embargo así se hizo, lo cual significa que aquel tribunal nació ilegalmente, condenó a miles de antifascistas ilegalmente y aplicó la ley ilegalmente.

¿Cómo es esto posible? Pues sí, nos deben muchas expicaciones todos esos que se llenan la boca a cada paso con el imperio de la ley. Sobre todo deberían hacer un esfuerzo para explicárselo a todos aquellos que pasaron años de presidio de manera ilegal.

Nosotros tenemos nuestra propia teoría, que es la siguiente: en este país los fascistas se alzaron contra la legalidad y contra la democracia y durante tres interminables años mantuvieron una guerra contra el pueblo, al que acusaron de rebelión, con miles de asesinatos, con miles de juicios y miles de detenidos. Así nacieron y así edificaron su propio Estado, de manera que no solamente no respetan la legalidad ajena sino que tampoco han aprendido siquiera a respetar la suya propia. Todavía vivimos hoy, a las puertas de un nuevo siglo, lo mismo que en 1939 y si los fascistas tienen que saltarse a la torera sus propias leyes e imponer la cadena perpetua, como a Iñaki de Juana, y si tienen que mantener en la cárcel a nuestra camarada Josefina García Aramburu con la condena ya más que cumplida, no tienen ningún escrúpulo.

Pero no vamos a ser nosotros los que les echemos en cara que no son capaces de cumplir ni con sus propia leyes: nosotros -insistimos- ni siquiera las admitimos. Por tanto, tampoco podemos admitir que nos quieran hacer comulgar con ruedas de molino y vamos a seguir llamando a las cosas por su nombre: al pan pan, al vino vino, y al fascismo no los vamos a confundir con la democracia burguesa.” La Audiencia Nacional cumple 30 años. PCE (r). Publicado en Antorcha [web].

**http://www.presos.org.es/index.php/2019/02/19/manuel-arango-riego-preso-comunista-gravemente-enfermo-ahora-resulta-que-la-carcel-retiene-desde-hace-3-meses-sus-informes-de-salud-a-la-a-n/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s